Investigación y Desarrollo

(Por Martín Satinosky, Consultor Senior de NUMAN) Con el avance de la Cuarta Revolución Industrial y frente a la necesidad de las compañías por estar a la vanguardia, los departamentos de investigación y desarrollo de las empresas incrementaron su importancia e incidencia en las estructuras corporativas.

Si bien el fenómeno se viene dando en la mayoría de los sectores productivos, la pandemia profundizó las inversiones en el área, principalmente entre las compañías farmacéuticas y los fabricantes de productos de higiene y cuidado personal.

Aunque si tenemos en cuenta que el equipo de R&D también está involucrado en el equipamiento edilicio de plantas y oficinas, las medidas de higiene y seguridad implementadas para prevenir contagios de Covid-19, impactan fuertemente sobre su ámbito de responsabilidad.

No obstante y más allá de las particularidades de cada coyuntura, la capacidad de innovar por parte de las industrias está directamente relacionada con sus niveles de competitividad. La selección de profesionales altamente cualificados hoy marca un diferencial.

Es por ello, que definir con precisión el perfil necesario para cubrir este puesto, atendiendo a las exigencias actuales del mercado y la evolución de la actividad, resulta un factor central para desarrollar un proceso de reclutamiento exitoso.

Gestionar procesos de búsqueda y selección de personal para empresas industriales, incrementa la necesidad de lograr descripciones detalladas de responsabilidades, competencias y habilidades necesarias para cada posición.

Con ese objetivo, compartimos los requerimientos que hoy se están solicitando en relación a la definición de responsabilidades, experiencia, formación y competencias para cubrir la posición de Gerencia de Investigación y Desarrollo, referenciada generalmente con las siglas R&D o I+D.

1) En primer lugar, destacar que en los procesos de recruiting orientados a cubrir estas posiciones gerenciales, las compañías están buscando perfiles cercanos al negocio e involucrados con los resultados de la organización. Por su puesto, además del background técnico de I+D que deben poseer. Lo que se busca es que el área de investigación esté comprometida con proyectos que generen crecimiento del negocio y mejoren la rentabilidad de los productos.

2) En cuanto a las responsabilidades que competen a la Gerencia de R&D, se encuentran las siguientes:

  • Interactuar diariamente con equipos de innovación, suministro, compras, marketing y comerciales, para desarrollar e impulsar la estrategia y la priorización de actividades
  • Apoyar a múltiples marcas y segmentos de productos.
  • Gestionar los asuntos técnicos relacionados con los proyectos sobre los cuales tiene injerencia.
  • Liderar el equipo de investigación y desarrollo, asegurando la disponibilidad adecuada de recursos, empoderándolos y apoyándolos.
  • Desarrollar especificaciones para relacionar atributos clave de calidad con parámetros de proceso.
  • Perspicacia comercial para diferenciar entre productos entregables de valor agregado y basados ​​en actividades.
  • Capacitar a los clientes internos (marketing, suministro, etc.) sobre las especificaciones de cada producto y la tecnología que tiene asociada.
  • Interactuar con otros gerentes y equipos de operaciones regionales de I+D para compartir las mejores prácticas.
  • Liderar la incorporación de mejoras en las instalaciones, tanto en oficinas como laboratorios, asegurando que existan entornos de trabajo, profesionales y adecuados para los equipos.
  • Asegurar que las instalaciones y los procesos prioricen la Salud y Seguridad, y cumplan con los estándares de calidad de R&D requeridos, garantizando que todo lo realizado esté sujeto al análisis de auditores internos y externos.
  • Administrar el presupuesto asignado a su área.
  • Coordinar la operación de un laboratorio (eventualmente).

3) En relación a la formación de quienes aspiren a cubrir una posición de Gerencia de R&D, se buscan profesionales con estudios de grado en química, bioquímica, farmacia, ingeniería química u otra ciencia afín. Se valora contar un doctorado o maestría.

4) Como parte de la experiencia personal requerida, se destaca:

  • Trayectoria mínima en el área de I+D de 4 años con un historial comprobado de planificación, priorización e implementación de proyectos, y en la identificación oportunidades de ahorro de costos.
  • Experiencia comprobada en gestión y desarrollo de personas.
  • Experiencia comprobada de trabajar en un entorno administrado a distancia.
  • Historial comprobado de colaboración e influencia en funciones de I+D

5) Las competencias en operaciones de investigación y desarrollo que se deben reunir para aspirar a ocupar una gerencia en esta área son las siguientes:

  • Fuerte liderazgo multicultural, habilidades influyentes, motivacionales e interpersonales.
  • Capacidades de trabajo bajo presión, identificación y comunicación proactiva de riesgos, y construcción de relaciones de trabajo sólidas y en red.
  • Aptitudes para la negociación y el análisis.
  • Diseño y administración de procesos de desarrollo de productos de extremo a extremo, incluyendo:
  • desarrollo de conceptos innovadores
  • aplicación de estándares de calidad, sostenibilidad y regulación;
  • selección efectiva de estrategias, equipos y parámetros de proceso;
  • investigación de mercado y pruebas de desempeño;
  • Capacidad para anticipar, planificar y realizar proyectos importantes que involucren múltiples obstáculos técnicos y científicos.
  • Comprensión de la gestión de pérdidas y ganancias.
  • Curiosidad intelectual por explorar territorios nuevos y desconocidos.

Sumando a todas las cuestiones mencionadas, es importante destacar que los aspirantes deberán contar con flexibilidad y una gran capacidad de adaptación, teniendo en cuenta que los alcances y responsabilidades de este rol pueden cambiar en el transcurso del tiempo, al igual que los proyectos, diversos tanto en temáticas como en tamaño, en los cuales se vea involucrado.