La clave para poder tomar decisiones efectivas pasa por la capacidad de obtener y analizar la mayor cantidad de datos e indicadores posibles.

En las áreas comúnmente denominadas técnicas, existe un impacto directo en la efectividad en la toma de decisiones de los líderes y en los resultados del negocio, cuando se cuenta con una amplia información del sector en cuanto a:

  • tipo de perfiles (técnico y comportamental) que existen,
  • sus actualidades salariales (incluyendo política de ajustes, bonos y beneficios),
  • sus motivaciones

De hecho, las transformaciones que está experimentando el proceso productivo junto con la creciente innovación en la cadena de valor, llevan a que las empresas deban:

  • adaptarse con rapidez a las nuevas dinámicas del mercado,
  • adaptar su estructura a los nuevos roles requeridos,
  • contratar profesionales y consolidar equipos que tengan la capacidad de ayudar a la compañía a asumir los procesos de cambio.

Durante los últimos años, los mapeos o análisis de inteligencia de mercado se fueron consolidando como herramienta de alto valor agregado, principalmente en este 2020 en donde durante mucho tiempo las contrataciones estuvieron suspendidas  / “freezadas”.

En nuestro caso, el hecho de ser de nicho, nos permite arrancar con la base de datos más extensa y mejor segmentada del mercado, y así sumando otras herramientas, analizar profundamente tanto a las posiciones como a las organizaciones, hasta lograr un informe amplio y claro del mercado target.

En definitiva, nuestros mapeos de mercado permiten:

  • Obtener un diagnóstico del ecosistema laboral de cada sector.
  • Colaborar en la definición o reconversión de roles y en la determinación de las competencias requeridas para cubrirlos (o resolver dudas al respecto).
  • Entender el diseño organizacional de cada empresa o área puntual dentro de las compañías,
  • Desarrollar estrategias de búsqueda y selección más efectivas,
  • Lograr mejores resultados en los procesos de reclutamiento que se desprendan del mismo.