(Por Gabriela Rendón, Líder de Transición de Carrera & Outplacement – NUMAN) Una interesante infografía de Industrial Knowledge (nikunjbhoraniya.com) publicada en LinkedIn plantea recomendaciones para tener en cuenta con miras lograr una carrera exitosa.

Se trata de una decena de consejos que pueden ser aplicados tanto al desarrollo profesional dentro de una compañía, como en un emprendimiento frente a un proceso de transición y reconversión laboral.

Tomando al posteo y la infografía como disparadores, reflexionamos al respecto:

1. Conocer el valor agregado que cada uno aporta a cada proyecto. Un vez que identificamos cuáles son nuestras fortalezas y el diferencial que nos caracteriza, la clave pasa por traerlo todos los días a las funciones específicas que realizamos con el objetivo de impactar en el desempeño y los resultados.

2. Anticiparse a los acontecimientos y responsabilidades de cada día, permitirá responder a los desafíos de una manera más sólida y con ciertos márgenes de acción, manteniendo el control y estando siempre un paso por delante.

3, Salir del lugar de confort. Para obtener oportunidades de crecimiento y aprovecharlas es importante dejar de lado la comodidad que generan los espacios en los que nos sentimos más seguros y en los cuáles generalmente no se producen sobresaltos de magnitud. Estar dispuestos a ir más allá, asumir riesgos y buscar nuevos desafíos constituye gran parte de la ecuación del éxito profesional.

4. Evitar los chismes que suelen surgir en los ámbitos laborales es una buena medida de resguardo personal y de respeto hacia quienes nos rodean. Establecer una regla estricta para nunca participar en comportamientos poco profesionales es esencial.

5. Encontrar un mentor permitirá incorporar experiencia, prácticas y conocimientos imprescindibles para desarrollarse en un ámbito corporativo o estructurar tu propio negocio. En tiempos en los que aún continúan desvalorizándose a los mayores de 45 o 50 años, la trayectoria de quienes tienen más años de rodaje en una empresa o actividad, siempre aporta un plus profesional que te permitirá avanzar en tu plan de carrera. El secreto pasa por estar dispuesto a nutrirte de las vivencias de personas más experimentadas, encontrando a alguien que esté haciendo lo que te gusta de una manera efectiva. Aprender de sus errores y aciertos te aportará un salto cualitativo y bases más sólidas para crecer.

6. Saber pedir ayuda en el momento oportuno no es un signo de debilidad, sino parte de una visión estratégica que nos permite reconocer cuáles son nuestras debilidades, para resolverlas, y potenciar nuestras fortalezas. Solicitar apoyo para poder concentrarte en tus prioridades y construir una red o recursos que te apuntalen, forma parte de las habilidades vinculadas a la inteligencia emocional que hoy solicita el mercado laboral.

7. Mantenerse abierto al cambio hoy es un factor esencial, no solo para crecer profesionalmente sino también para gestionar adecuadamente los niveles de empleabilidad en industrias que están en constante movimiento. En tiempos como los actuales, signados por la transformación y la reconversión, la capacidad de adaptación es central, ya que nos permite estar permanentemente actualizados.

La pandemia nos desafió a aprender a manejar expectativas y emociones, a barajar y dar de nuevo ante los planes que teníamos pensados y que chocaron contra la realidad. La rigidez es inútil para actuar en este escenario cambiante. Esto incluye la flexibilidad intelectual, que es la capacidad de modificar la estructura psicológica de manera rápida y ágil al nuevo contexto.

8. Construir buenas relaciones y una red profesional sólida es fundamental para alcanzar el éxito. Tener la predisposición y la capacidad de intercambiar conocimientos y recursos, nos permitirá avanzar en nuestro plan de carrera. En una organización viva, con procesos y objetivos comunes, como es una empresa, este ejercicio se asemeja a la sinapsis que se produce entre las neuronas.

9. Ser persistente. La clave pasa por mantener el foco en el objetivo, asegurándote que cada una de tus acciones contribuya a lograrlo. En mantener el rumbo, más allá de las problemáticas y los desvíos que puedan surgir, reside buena parte del éxito.

10. Estar siempre en modo aprendizaje. Como comentamos en varios de los puntos anteriores, para mantenerte en la cima de tu área de trabajo vas a necesitar que una menta abierta y predispuesta a adquirir conocimientos de manera constante.

A estos tres consejos podríamos agregar algunos adicionales:

11. Desarrollar resiliencia. Entendida como la capacidad de absorber un golpe de magnitud y recuperarse, brinda la capacidad de prepararse para gestionar las crisis antes de que sucedan, poseer balances sólidos, reaccionar de forma efectiva y reducir costos operativos. Saber controlar y encauzar miedos, ansiedades e incertidumbres, hoy marca la diferencia.

12. Fomentar el realismo esperanzado. Es clave mantenerse realista sobre el contexto que se debe vivir en cada momento de una carrera profesional, pero sin perder la esperanza sobre el mañana. La esperanza es una visión superadora entre el optimismo (ve todo óptimo) y el pesimismo (presume que todo será pésimo), con actitud positiva y compromiso incondicional para que las cosas sucedan.

13. Adoptar una mirada integral. La realidad nos enseñó que todos podemos contribuir, desde nuestro lugar, a aportar soluciones, si tenemos la capacidad de poder ver el todo. De desplegar una mirada sistémica que dé sentido a nuestro aporte particular dentro de un escenario más amplio. En estos tiempos, la respuesta que se necesita puede provenir de cualquier nivel de la organización. Y lo importante es tener esa visión abarcativa.

14. Tener en claro que los roles son dinámicos. En el artículo ‘Todas las sillas son giratorias en el mundo laboral’, abordamos el siguiente concepto: quien hoy viene a golpearte la puerta para ofrecerte o pedirte algo, el día de mañana podrá ser quien me te la abra cuando vos lo necesites. No siempre podemos dar respuesta a todos los pedidos que se nos presentan, pero sí poner en juego una actitud de mayor generosidad y apertura, aprovechando las oportunidades cada vez que estemos en condiciones de hacerlo!