La inclusión va más allá de la equidad de género, y la integración multi generacional o de personas con discapacidad física, destacó Leandro di Nardo en la columna publicada por Ámbito Financiero.

“El incremento de la diversidad en los equipos de trabajo de empresas del sector industrial es un proceso irreversible que ha comenzado a tomar mayor velocidad en los últimos tiempos, impulsado por las propias organizaciones a partir de múltiples factores”, destacó el ejecutivo, precisando que si bien las estadísticas aún no son positivas, el rumbo está trazado y la velocidad del recorrido comienza a achicar las brechas existentes.

“Los resultados positivos que están generando las políticas corporativas de diversidad en términos de productividad y competitividad, acompañadas por un amplio abanico de políticas públicas que incluyen beneficios fiscales e incentivos concretos -en algunos casos-, consolidan una tendencia que se afirma en buena parte de América Latina, incluida la Argentina”, agregó di Nardo.

Acceder al artículo completo