(Por Daniel Urman, director de NUMAN) Uno de los puestos más críticos y determinantes de una empresa industrial es la Jefatura de Producción.

Su importancia también se ve reflejada en el mercado laboral: durante los últimos 12 meses las búsquedas para cubrir está posición se situaron entre los perfiles industriales más demandados en Argentina y Colombia.

La misión del puesto tiene tres aristas fundamentales:

  • Prever la disposición en el tiempo, de las cantidades y calidades solicitadas, correspondientes a todos los elementos necesarios para la producción: maquinas, herramientas y materiales (MP).
  • Buscar mejoras constantes en los procesos de producción.
  • Controlar los niveles de producción y stock, y ofrecer calendarios detallados para el trabajo en la planta de producción, en conjunto con el Centro de Distribución.

Las responsabilidades de la jefatura de producción se resumen en la gestión de las 5 M’s (en inglés: men, machines, methods, materials & money), que en español se traducen en personas (quitando el sesgo de género), máquinas, métodos, materiales y dinero.

Sin una gestión eficaz a de los procesos de producción, el error y la ineficiencia serían más comunes dentro de una fábrica. Allí reside buena parte de la importancia que tiene esta posición para el sector productivo, aunque no es la única razón.

Desde MRP Easy señalan adicionalmente otras cuestiones que hacen a la relevancia de este rol para las operaciones industriales, en función del impacto que puede provocar en la empresa:

  • Reduciendo los costos de fabricación de productos: maximizando los resultados, minimizando los insumos, y mejorando el margen de beneficio.
  • Mejorando la competitividad: cuando los productos están disponibles y se entregan a tiempo.
  • Alcanzando los objetivos comerciales: con productos de alta calidad distribuidos eficientemente, que favorezcan al crecimiento del negocio, el aseguramiento de capital para mejorar y el aumento de la satisfacción del cliente.
  • Mejorando la imagen de marca: una gestión sólida de la producción permite que los clientes confíen en sus productos en términos de calidad y disponibilidad. En general, una buena imagen de marca es importante cuando sus productos son Engineer-to-Order (ETO), Make-to-Order (MTO) o Make-to-Stock (MTS).
  • Optimizando el uso de recursos: reduciendo los niveles de desperdicio y creando un entorno positivo y equilibrado para los empleados, incluyendo iniciativas ecológicas para reducir la huella de carbono.

Líder de Ingeniería

Funciones asociadas a la Jefatura de Producción

Un jefe o una jefa de producción deben cumplir en tiempo y forma con el plan de producción determinado por la gerencia del área, y responsabilizarse de la operatividad de una planta industrial en todo lo relacionado con la productividad de la misma.

Para lograrlo se definen tareas y responsabilidades, entre las cuales se destacan las siguientes:

  • Diseñar y desarrollar el Plan de Producción, acorde con el Plan Estratégico que define el negocio, supervisando y controlando la viabilidad de los planes y procesos de producción.
  • Coordinar y ejecutar el plan de producción, liderando los diversos procesos de la planta industrial a través de la asignación eficiente de recursos y tiempos.
  • Conocer en detalle los procesos de producción de la compañía.
  • Manejar y administrar los recursos humanos, tecnológicos y materiales de la organización: creando y conduciendo equipos de trabajo multidisciplinarios, generando un clima de participación, de transparencia, de mutua confianza, de delegación, de alta flexibilidad y de altos rendimientos, y respetando siempre los parámetros de calidad requeridos por la dirección.
  • Supervisar el mantenimiento de las instalaciones productivas, velando por el correcto funcionamiento de maquinarias y equipos, así como por el desempeño diario de cada trabajador encargado de algún proceso productivo.
  • Mejorar los procesos o procedimientos existentes, y eventualmente adaptarlos o reconvertirlos para responder a nuevos requerimientos, buscando soluciones alternativas.
  • Reducir gastos que no agregan valor.
  • Intervenir en todos los procesos técnicos y administrativos de lanzamientos de nuevos productos, cambios de presentación y promociones.
  • Participar en la implementación de normas de certificación y garantizar el cumplimiento de las mismas en los procesos y productos certificados.
  • Monitorear y controlar los sistemas de seguridad de la planta, estudiando los métodos más efectivos para reducir el riesgo de incidencias con el flujo de materiales, pérdidas o deterioro.
  • Proponer mejoras en el Sistema de Calidad, Seguridad y Medio Ambiente.
  • Analizar los KPIs del sector.
  • Gestionar el presupuesto asignado a su área.
  • Implementar prácticas de 5S, Lean Manufacturing y Six Sigma.
  • Mantener una constantecoordinación con las áreas de Calidad, Mantenimiento y Planeamiento de la Demand Planner.

Habilidades requeridas por el mercado laboral

Entre las skills más demandadas por las empresas al momento de avanzar en la selección de aspirantes a una Jefatura de Producción se encuentran las siguientes:

  • Amplia experiencia en el sector a la cual pertenezca la empresa contratante o similares.
  • Experiencia en la operación y puesta a punto de máquinas de producción.
  • Capacidad de organización y mando, incluyendo aptitudes de liderazgo, negociación y resolución de conflictos.
  • Fuerte orientación a los resultados y optimización de recursos.
  • Independencia en la toma de decisiones, con capacidad de resolución crítica y dinámica.
  • Manejo de herramientas informáticas.
  • Mejora continua de procesos.
  • Altos niveles de inteligencia emocional para manejar equipos de trabajo dentro de un ambiente de motivación.
  • Capacidad analítica.
  • Aptitud para gestionar procesos de mejora continua, evitando conflictos.
  • Responsabilidad, honestidad, lealtad, confidencialidad, orden.
  • Resiliencia, flexibilidad, dinamismo y adaptabilidad.

En el plano de la formación, se buscan Ingenieros Industriales, mecánicos o carreras afines, siendo deseable, sobre todo en empresas multinacionales, que cuenten con un Posgrado o MBA, y que tengan un nivel de inglés intermedio o avanzado.