Líder de Confiabilidad

(Por Daniel Urman, director de NUMAN) La importancia de un/a Líder de Confiabilidad reside en su función de planificar las actividades de mantenimiento, coordinando y asegurando los recursos necesarios para garantizar de manera óptima la ejecución de los trabajos que deben realizarse de acuerdo a las directrices, estándares, procedimientos y normas establecidas.

Junto a la Gerencia de Mantenimiento, su responsabilidad es la correcta gestión de activos para controlar los costos operativos de una empresa y las condiciones indispensables para mantener los niveles de productividad, calidad y competitividad. En tiempos de crisis como los actuales, una cuestión trascendental y de alta sensibilidad para la industria.

La finalidad de esta posición es precisamente garantizar la confiabilidad de los equipos de planta, supervisando a planificadores, programadores, ingenieros de confiabilidad, ingenieros de predictivo y los equipos de operadores del área.

¿Qué es la ingeniería de la confiabilidad?

Al analizar una posición determinante como la Jefatura de Confiabilidad es importante definir su disciplina de base.

Nicolás Scenna, investigador principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), explica que se trata de una ingeniería aplicada, que evalúa el impacto que produce un dispositivo o una fábrica al funcionar defectuosamente. Pero también destaca que hace teoría, porque se desarrollan nuevos métodos.

Para el especialista en ingeniería de confiabilidad, lo fundamental es centrarse en el análisis en las fallas de los dispositivos y del impacto en el entorno ante una explosión o un incendio, viendo cómo identificar esas fallas y minimizar su frecuencia de ocurrencia, programando políticas adecuadas de inspección y mantenimiento correctivo, preventivo y predictivo.

Para ello se utilizan técnicas de identificación de peligros y evaluación de riesgos, análisis de vulnerabilidad del entorno y estimación de distancias de afectación para programar evacuaciones, si son necesarias.

Impacto en la operación industrial

En relación al negocio, el/la Líder de Confiabilidad:

  • Define la estructura jerárquica y taxonómica de los activos de planta, liderando el desarrollo del análisis de criticidad.
  • Gestiona la base de datos para definir las estrategias de mantenimiento a partir de la información de cada activo, realizando un inventario de todos los manuales disponibles de los equipos (instalación, operación, mantenimiento, partes), estableciendo la categorización jerárquica de los activos y realizando análisis estadísticos.
  • Gestiona el proceso de planificación y programación de mantenimiento de rutina y de paradas de planta, coordinando con las diferentes áreas para contar con los recursos necesarios y obteniendo el rendimiento óptimo de los equipos.
  • Gerencia el calendario de paradas preventivas de mantenimiento para las máquinas, equipamientos y procesos de la planta de acuerdo con su criticidad.
  • Gestiona el Mantenimiento Predictivo y la Tribología de la planta, a través de los equipos a su cargo y buscando optimizar el resultado del negocio.
  • Implementa las mejores prácticas de cada disciplina.
  • Administra órdenes de trabajo planeadas con la identificación del recurso a los supervisores y/o programadores de mantenimiento para su respectiva programación y ejecución.
  • Reporta los indicadores de gestión de mantenimiento.
  • Gestiona el programa de análisis de causa raíz, una herramienta fundamental para la previsión de fallas, como señala Víctor D. Manríquez, actuando como facilitador de las reuniones de análisis y responsable de conducir a término las soluciones propuestas.

En referencia a la agilidad e innovación de la operación, lidera:

  • La elaboración y evaluación de la efectividad de los planes predictivos y preventivos frente a fallas repetitivas de equipos.
  • La efectividad del programa de mantenimiento con planta parada.
  • Los procesos de Mejora Continua de Mantenimiento, utilizando herramientas de gestión moderna de activos, como: análisis estadístico de confiabilidad, de malos actores y de fallas y anomalías, y la gestión de planes de acción, entre otras.
  • La implementación de herramientas de confiabilidad en todos los canales productivos como filosofía de trabajo.

En cuanto a las relaciones y personas, ejerce influencia en todas las áreas de manufactura (Región, Producción y S&OP) para generar el compromiso necesario para la correcta implementación de las herramientas de Confiabilidad.

Conocimientos y habilidades requeridas a un/a Líder de Confiabilidad                            

La relevancia que tiene esta posición en la industria, impone definir con precisión el perfil necesario para desarrollarla, de acuerdo a las exigencias actuales del puesto y la evolución de la actividad.

Lograr descripciones detalladas de responsabilidades, competencias y habilidades para posiciones críticas de la operación, es vital para la productividad y competitividad de una compañía industrial.

Si bien cada organización determina la descripción de puesto acorde a sus políticas y estrategias, es importante tener en cuenta algunas características que deberían reunir los candidatos interesados en aspirar al puesto:

1) Hard skills. Se buscan profesionales con algunas de las siguientes titulaciones académicas: ingenieros mecánicos, eléctricos, electromecánicos o afines, orientados al mantenimiento industrial.

También se exigen conocimientos avanzados de planeación, programación y control de mantenimiento, gestión de indicadores de clase mundial, herramientas de análisis de causa raíz, herramientas estadísticas, gestión de proyectos y gestión de costos.

Además se destacan las competencias en SAP, PM, TPM, BPM.

2) Experiencia requerida: en general se solicitan de 3 a 5 años en la gestión moderna del mantenimiento de empresas industriales.

3) Habilidades blandas: los procesos de reclutamiento están orientados a personas con las siguientes características:

  • Capacidad de planificación y programación de trabajo.
  • Habilidades de liderazgo.
  • Aptitud para construir relaciones de confianza con los clientes internos y externos.
  • Proactividad y juicio en toma de decisiones para alcanzar los objetivos de la Empresa.
  • Orientación al detalle y la calidad en la presentación de la información.
  • Excelentes relaciones interpersonales.
  • Capacidad de negociación y generación de influencia en otros.
  • Excelentes habilidades de comunicación, cooperación y espíritu de equipo.
  • Capacidad de aprendizaje y adaptación a distintos escenarios.

Líderes de Confiabilidad: el desafío de la reconversión

Uno de los principales desafíos para quienes hicieron carrera dentro del área de mantenimiento, que incluye al área de confiabilidad, es lograr salir de un rol técnico-operativo para pasar a desempeñar una función de management, en la que tendrán que:

  • lidiar con la gestión de indicadores clave
  • capacitar, formar y motivar a su equipo
  • interactuar con pares dentro de la Planta.

En este proceso de reconversión de un rol técnico-operativo a un rol gerencial, una consultora especializada puede contribuir a fortalecer el perfil de cada candidato, y apoyar a las empresas para que sus responsables de mantenimiento puedan dar el salto de calidad que ellas necesitan para fortalecer sus operaciones.