En el marco del Ciclo de Entrevistas a Mujeres Líderes en Operaciones que venimos impulsando desde NUMAN, conversamos con Anabel Papouchado, Sr. Director Supply Chain de adidas Argentina, una líder efectiva con amplio conocimiento en optimización de procesos, aumento de productividad, planificación comercial y de suministros.

La experiencia de Anabel queda demostrada en el liderazgo de proyectos complejos y multinacionales. Asertiva y entusiasta, se orienta a resultados, trabajando de manera cooperativa y efectiva para establecer metas que mejoren la efectividad organizacional.

Los invitamos a leer un interesante reportaje en el que Anabel comparte sus experiencias, análisis y visión sobre el área de operaciones, la gestión de equipos y la importancia de la diversidad.

Vimos que tanto en tu formación como en tus primeros años de carrera estuviste más cerca del diseño que de las operaciones. ¿Cómo fue puntualmente tu paso al área de operaciones?

El área de operaciones siempre ha sido apasionante para mí porque está íntimamente ligada al diseño y la creatividad.

El paso a operaciones lo transité de una manera natural porque siempre encontré en esta área un espacio para desarrollar ideas innovadoras, la comunicación de manera Cross functional y la puesta en práctica de iniciativas que transformaban las organizaciones, además de llevarme a transitar un camino de evolución y crecimiento profesional.

Durante los inicios de mi carrera, la industria textil volvía a recuperar fuerza y comenzaba un proceso de gran transformación, el paso de la empresa familiar a la profesionalización.

Siempre me focalice en aplicar el diseño a procesos y planes de abastecimiento y producción. A través de los años fue muy enriquecedor acompañar la implementación de iniciativas y mejoras que traían resultados concretos.

Tuve la oportunidad de implementar sistemas productivos (lean) y ver como la capacidad de influir en otros es fundamental para impulsar el cambio en las organizaciones.

Además, la operación es un área sin límites geográficos por lo cual siempre me brindó la oportunidad única de navegar por una variedad de culturas organizacionales.

A través de los años me fui acercando cada vez más al consumidor y ahí fui descubriendo la cantidad de oportunidades que había en todo el proceso, desde la producción hasta la distribución de los productos y así me embarque en este maravilloso camino dentro de Supply Chain donde puedo sentir el latido diario de la compañía, el flujo de todos sus procesos y operaciones con la mirada del consumidor, con un foco integral y bien claro, el poder entregar un producto de calidad, en tiempo y forma, con un servicio óptimo.

En tu perfil de Linkedin expresás que trabajás de manera cooperativa y efectiva para establecer metas que mejoren la efectividad organizacional. ¿Nos podrías comentar un poco más al respecto?

La efectividad consiste en encontrar una forma de mejorar los resultados, quizá haciendo algo de manera diferente, quizás desafiando lo complejo, es la manera en que estructuramos procesos que permitan a la organización lograr su estrategia. ¿Cómo podemos logar esta efectividad? ¡Con la fuerza de los equipos!

La construcción de equipos de trabajo es una fortaleza en la que he trabajado mucho. Es fundamental poder definir roles y responsabilidades con claridad, objetivos medibles, metas ambiciosas pero alcanzables.

Nuestros equipos son los que conocen el detalle de la operación, ellos son líderes de su propio trabajo, es fundamental saber escuchar, mantener un dialogo diario, abrir espacios para debatir ideas fuera de los convencional, tomarse el tiempo de entregar críticas de calidad, que ayuden a construir.

Nada es más poderoso que la fuerza de un equipo enfocado en un objetivo común. Si a esto, le sumamos contar con una dinámica desarrollada de agruparse, definir, discutir, tomar una decisión y seguir adelante, esta energía se transforma en eficiencia.

A nivel personal, ¿cuáles fueron las principales dificultades, prejuicios, resistencias y/o desafíos que debiste superar por el solo hecho de ser mujer para alcanzar las distintas posiciones que has ocupado hasta el momento en tu carrera?

Inicié mi carrera muy joven, ya hace muchos años atrás. Todavía no me había recibido de la facultad y estaba con toda la energía para moverme dentro de la industria y sí, me encontré con algunos prejuicios sobre las mujeres profesionales y sus balances en los múltiples roles: familia-hogar-trabajo.

Ese preconcepto que las mujeres debían cumplir roles específicos.

Recuerdo que en mi primer empleo tenía que viajar al exterior y la preocupación principal de mi jefe era que no solo era joven, sino que además “mujer”.

Sin embargo, puse mi energía en las metas que me proponía y en los resultados que debía entregar para alcanzarlas, más allá de cualquier prejuicio o preconcepto.

Tanto en el trabajo como en el deporte y en la vida misma el manejo de la “energía” es fundamental para lograr nuestros sueños. Es el combustible que mueve todos los engranajes.

Siempre me ocupe de focalizarme y aplicar la creatividad para saltar o esquivar si se me presentaban dificultados. Siempre hay un camino alternativo y al final de este el “resultado” derriba cualquier barrera

Soy una apasionada de lo que hago y creo que esa energía positiva me ayudó a superar las dificultades y a ser una embajadora de equipos diversos, a tomar un rol activo y promover la riqueza de la diversidad, no solo de un grupo particular sino de todas las personas en su conjunto.

Hoy tengo un rol de líder y vivir esta cultura de inclusión me define, me inspira y me motiva todos los días y en todos los ámbitos de mi vida.

¿Qué políticas y buenas prácticas relacionadas a los temas de diversidad destacas de adidas como empleador?

Diversidad e inclusión en adidas significa defender la singularidad individual y crear un sentimiento de pertenencia, para que [email protected] puedan crear lo mejor posible.”

adidas es una compañía maravillosa, una compañía donde se vive la diversidad y se compromete en que todos vivamos esa cultura estableciendo compromisos fuertes incluyendo las áreas de contratación, liderazgo, mejoras de habilidades, desarrollo de carreras e impacto social. Estos compromisos son prioritarios para Adidas.

Nuestra misión es ser la mejor empresa deportiva en el mundo, nosotros vemos posibilidades donde otros ven lo imposible y para esto necesitamos a los mejores. Necesitamos el mejor talento diverso y de esta forma reflejar la diversidad de nuestros consumidores y llegar a ellos de manera autentica.

Hoy en Adidas aprendemos, nos enriquecemos, asumimos un rol protagónico para crear consciencia e inspirar a otros, celebramos y trabajamos en equipo asociados, para hacer de adidas un lugar de trabajo diverso e inclusivo y así cumplir con nuestra misión y legado.

¿Cómo ves al sector indumentaria en general, en cuanto a las políticas de género y diversidad?

Creo que en este aspecto el sector de indumentaria ha evolucionado enormemente. Hoy podemos encontrar hombres y mujeres, personas de todos los géneros y creencias, edades y etnias en todos los procesos de la cadena productiva.

Me enorgullece ver como los hombres se han desarrollado en la costura, lugar que estaba definido solo por mujeres y ver los balances de género en toda la cadena, desde el diseño hasta el empaquetado como en la logística.

El COVID nos sorprendió a todos y nadie estaba preparado para semejante desafío. En el horizonte tenemos por delante el riesgo de una tercera ola con la variante Delta. ¿Cuáles fueron los principales aprendizajes que te llevas del año pasado, tanto personales como profesionales, y qué desafíos identificas para estos próximos meses?

Definitivamente el COVID nos ayudó a romper barreras y paradigmas, a ser creativos, a navegar en la incertidumbre. Puso en práctica todas nuestras habilidades y fortalezas y hoy estamos mucho más preparados para lo inesperado.

Hoy en todos los ámbitos manejamos el concepto “just in time “junto con “just in case” y tenemos mucha claridad para definir planes de contingencia.

El desafío más grande que veo hacia adelante es entender que viviremos en constante cambio y tenemos que ser resilientes y estar preparados para navegar en todas las aguas, calmas y turbulentas de manera imprevista.

Como líder, una vez más, pongo el foco en la gente y los equipos y la importancia de entender que no todos vivimos el cambio de la misma forma. Tenemos que entender que la agilidad, la flexibilidad y la resiliencia serán nuestros aliados para movernos en un contexto dentro de constante cambio.

Por otro lado, estoy convencida que el “riesgo” puede ser una oportunidad de superación, una oportunidad para empujar los limites

¿Qué recomendaciones les darías a las mujeres jóvenes que deseen desarrollarse dentro de la industria en áreas de Operaciones y que aspiren a desempeñarse como Directoras de Supply Chain? ¿Qué acciones podrían impulsarse desde las empresas y organizaciones empresariales para visibilizar a las profesionales que se destacan en este ámbito?

Mi recomendación para todos los jóvenes es la misma que siempre le digo a mis hijos, que hagan lo que los apasiona, lo que los motiva, los que los llena de energía, que maximicen sus oportunidades, sus fortalezas, que se alimenten del feedback, que sean autocríticos y utilicen este regalo para desarrollar sus oportunidades.

Hoy el área de operaciones cumple un rol fundamental en las organizaciones, es el corazón de cualquier compañía, es un conector, un área de servicio, de gestión. …. nosotros transformamos los sueños en realidad…. Y todos los objetivos de las áreas están conectados con operaciones.

Operaciones es un área maravillosa para desarrollar habilidades interpersonales, de comunicación y de gestión de proyectos y estrategias para fortalecer el negocio y maximizar los resultados.