Industria X: claves para entender la nueva dinámica productiva

16 Mar, 21 | Artículos | 0 comments

(Por Leandro di Nardo, director de NUMAN) La aceleración de la transformación digital en las fábricas, que venía siendo fuertemente motorizada por la Cuarta Revolución Industrial, adquirió mayor velocidad con la irrupción de la pandemia y las nuevas dinámicas del mercado. En este contexto, la integración de la mano obra con la tecnología, constituye el principal valor diferencial para el sector productivo.

“No hay manera en que la Argentina sea competitiva en lo industrial sino pone la tecnología adentro de sus fábricas, adentro de su industria, para producir más, a mejores costos, para más lugares en el mundo y cuidando a la gente”, advirtió a fines de 2020 Sergio Kaufman, Presidente de Accenture Argentina y de la región de Sudamérica Hispana, y Presidente del Consejo de Administración de CIPPEC, en la vigésima sexta Conferencia Industrial organizada por la Unión Industrial Argentina.

En este marco, introdujo la mención a la industria X, expresando que la inteligencia artificial saca muchos elementos que hacen aburrido e improductivo al trabajo. “Nos genera productividad y nos da tiempo para hacer cosas de mayor valor”, afirmó.

“Fabricas que se habían ido a China porque la mano de obra era barata, están volviendo a Europa porque las nuevas fábricas ya son industrias X y generan tal productividad, que la mano de obra barata ya no pasa a ser una variable. Desde Argentina podemos disputar esa situación utilizando tecnología. El costo de la mano de obra ya no es lo importante, sino la calidad e integración de esa mano de obra con la tecnología”, señaló Kaufman.

Luego refirió al impacto positivo de la incorporación de tecnología al mercado laboral, sosteniendo que un profesional que puede vincular la inteligencia artificial con los mecanismos, máquinas y objetos de producción, no tiene precio y su sueldo nunca va a ser suficientemente alto porque genera una serie de eficiencias escalonadas que justifican el valor de su ingreso.

¿Qué es la industria X?

‘X’ define a industrias que incorporan tecnologías digitales inteligentes en forma proactiva y constante a toda su cadena de producción, anticipándose a las necesidades del mercado y las exigencias de competitividad actuales.

Las industrias X tienen la capacidad de sumar innovaciones, que permiten una mayor y mejor optimización y utilización de su capacidad instalada, y el incremento de sus niveles de eficiencia.

Principalmente refiere a tecnologías que incluyen inteligencia artificial, robots autónomos, impresión 3D a gran escala, Big Data, vehículos autónomos, blokchain,  realidad extendida (aumentada y virtual), machine learning y Data Analytics.

En el podcast ‘La Pregunta Correcta’, referenciado por Infobae, Graciela Ciccia, directora de Innovación y Desarrollo Tecnológico de Grupo INSUD, y Presidenta del Departamento de Ciencia, Tecnología e Innovación de la UIA, manifestó que la industria ‘X´’ viene a hablarnos de convergencias tecnológicas entre cuatro actores fundamentales de la innovación:

  • Sector privado: que invierte y tiene sus empresas.
  • Ecosistema que forman todos los que hacen tecnología, consultoría y educación.
  • Estado: genera la infraestructura que todos usan para poder innovar en tecnologías que no tienen escala.
  • Trabajadores: a quienes hay que capacitar en nuevas tecnologías y procesos.

“Estas cuatro patas, esa X, puede ser un gran cohete que va hacia el cielo”, se entusiasmó Ciccia.

Impacto de la incorporación tecnológica inteligente

En su artículo ‘La Industria X.0: ruta a la reinvención digital’, publicada en Forbes, Horacio Vergara, Socio Director de la Industria de Recursos Naturales en Accenture México, destacó que la combinación de robots autónomos, Inteligencia Artificial, Blockchain, Big Data e impresión 3D, puede significar un ahorro promedio total de 1.6 mil millones de dólares a las industria.

Al referirse al impacto puntual que tiene en la operación, Vergara comentó que las Tecnologías de la Operación funcionan para tener una mayor capacidad de integración y desempeño del equipo en campo. Además, precisó que la revolución digital provoca transformación disruptiva para una integración total.

En cuanto a la optimización digital de la cadena de valor, donde la práctica de Industria X.0 se junta con la cadena de suministro, el ejecutivo de Accenture México, sostiene que las empresas del sector no sólo se deben enfocar en bienes individuales, sino también en cómo lograr optimizaciones a lo largo de toda la cadena de valor.

“Esto incluye temas tradicionales como mover material, planeación y logística, pero también lo lleva a otro nivel para lograr la planeación óptima de cadenas de suministro que se convierten cada vez en estructuras más largas y complejas”, agregó.

“Esta combinación estratégica de tecnologías también es clave para la creación de valor como negocio de Industria X.0: una empresa inteligente, conectada, dinámica y con la capacidad de aprender y de integrar un cambio tecnológico constante. Sólo así se logra desbloquear el enorme potencial de las tecnologías digitales a través de la Industria X.0”, enfatizó Vergara.

En el ámbito de la seguridad industrial, Sergio Kaufman, explicó que las cámaras conectadas a inteligencia artificial permiten ver cuando una persona en una fábrica industrial está en una zona de riesgo donde le puede caer algo encima, o no está usando casco o elementos de protección, o no está utilizando barbijo, para inmediatamente avisarle y evitar un accidente.

Innovación y cambio organizacional

La Industria X forma parte de los procesos de change management de las industrias en todas sus variantes, aunque mayormente está relacionada con la transformación evolutiva y disruptiva.

Lo importante es que el cambio sea transversal, con el objetivo de que máquinas y personas trabajen juntos y se potencien mutuamente, para lo cual será necesario que los equipos humanos del sector industrial se capaciten y adquieran las competencias necesarias para adaptarse a este nuevo escenario, y llegado el caso: reconvertirse.

También es importante que los proveedores se incorporen rápidamente a una cadena de valor cada vez más tecnológica y automatizada.

Como dijo Graciela Ciccia en la 26° Conferencia Industrial de Unión Industrial Argentina, hoy tenemos que estar preparados para el cambio. “Aquellos que no se puedan adaptar al cambio no van a ser más productivos ni competitivos. Las empresas de hoy y las del futuro tienen que tener ese corazón”, concluyó la Presidenta del Departamento de Ciencia, Tecnología e Innovación de la UIA, y Directora de Innovación y Desarrollo Tecnológico del Grupo Insud.

Te puede interesar