Mirando bien de arriba las operaciones industriales

15 Mar, 22 | Artículos | 0 comments

 

Una de las posiciones más interpeladas en el transcurso de la pandemia, fue y es la Dirección Industrial Corporativa, en donde se lideran dotaciones grandes de personal, con múltiples plantas y centros de distribución, y por ende también conviven varias generaciones y gremios.

Conscientes de ello entrevistamos a tres líderes del sector: Marcelo Pérez, Vice Presidente para Latam de McCain Foods, Ignacio Suárez, Director Industrial de Cervecería y Maltería Quilmes y Fábricas Nacionales de Cervezas de Uruguay, y Carlos Pan, Director Industrial de Industrias Guidi.

Les compartimos su visión sobre el impacto que tiene una posición determinante dentro de grandes e importantes empresas industriales, que por su tamaño, tienen este rol dentro de su estructura.

¿Cómo resolver las problemáticas de la industria actual?

En un contexto de alto dinamismo e incertidumbre, quienes vienen desempeñando este rol en el ámbito industrial, se han enfrentado a múltiples desafíos y dificultades:

  • La invasión de Rusia a Ucrania está alterando los equilibrios macroeconómicos y desestabilizando aún más los desequilibrios, mientras los precios de las materias primas se disparan y se altera el comercio internacional.
  • La crisis de los contenedores derivó en desabastecimiento de materias primas, y los consecuentes retrasos en la producción, sumado a los contratiempos para poder garantizar la distribución de productos y mercaderías.
  • Los elevados niveles de ausentismo a raíz de los contagios por Covid-19 pusieron a prueba la posibilidad de mantener la capacidad operativa de las fábricas y los centros de distribución.
  • El temor de los trabajadores frente a la crisis sanitaria, exigió altos niveles de liderazgo, comunicación, empatía y resiliencia.
  • La variabilidad de la demanda, obligó a amplificar las habilidades vinculadas a la flexibilidad, adaptabilidad y agilidad.
  • La aceleración de la transformación digital en todos los ámbitos de la empresa.
  • Los cambios que se están produciendo en los ecosistemas laborales, y la necesidad de adaptar y reconvertir a la fuerza laboral.
  • Una mayor automatización de los procesos industriales.

Cuando todas estas variables se conjugan en un perfil que debe gestionar simultáneamente varias plantas en diferentes localizaciones geográficas, el reto se potencia en forma exponencial.

Es por ello, que la denominada tormenta perfecta para la industria, significó para los líderes industriales una prueba de carácter y competencias.

“En general, la pandemia nos obligó a cambiar rápidamente y ese cambio generó stress y cansancio en todos los niveles y áreas”, explicó Marcelo Pérez, Vice Presidente para Latam de McCain Foods, al ser consultado por NUMAN.

“También en mucha gente generó cierta frustración al ver que daban lo mejor pero que el contexto diluía o tapaba todo el trabajo que se había hecho. Al final, estoy convencido que como equipo estamos saliendo fortalecidos porque estas experiencias equivalen a vivir años de trabajo en forma intensiva y que vamos a poder valorarlo ni bien las condiciones comiencen a normalizarse”, apuntó Pérez.

Ignacio Suárez, Director Industrial de Cervecería y Maltería Quilmes y Fábricas Nacionales de Cervezas de Uruguay, se refirió a la gestión de la operación en el marco de la pandemia y a su equipo en este contexto, considerando que “definitivamente en todos lados se puso a prueba nuestra capacidad de adaptación. El equipo estuvo a la altura de los desafíos, priorizando siempre el cuidado y la salud de nuestra gente, con una clara prioridad de mantener el empleo y el funcionamiento de toda nuestra operación y la de nuestro ecosistema”.

“Hoy veo el equipo listo para afrontar los desafíos que se vienen, con una forma de trabajo híbrida, pero volviendo cada vez más a la presencialidad. En Argentina somos un equipo de más de 6.000 personas comprometidas con su trabajo, y eso quedó demostrado durante la pandemia, cuando logramos garantizar el abastecimiento y mantener a todo nuestro ecosistema funcionando”, precisó.

Ignacio Suárez en La Casa de Quilmes. La primera sala de cocimiento de la cervecería tiene 131 años y fue inaugurada como museo abierto al público.

Líderes industriales, incidencia determinante en los resultados corporativos

Una empresa industrial es una combinación de factores de producción como recursos humanos, materiales, máquinas e instalaciones cuyo propósito es transformar bienes, mediante el agregado de valor, para satisfacer necesidades de consumidores y usuarios.

Así lo analiza Carlos Pan, Director Industrial de Industrias Guidi, destacó que la función principal de su posición es la coordinación y optimización de esos factores de producción, para que la satisfacción de consumidores y usuarios por la entrega de productos de Calidad en tiempo y forma se alcance con la máxima productividad de esos factores, a nivel individual y como expresión global.

“Un director industrial debe tener por lo tanto capacidad de visión del conjunto, una mirada estratégica alineada con la visión de la empresa. Debe poseer dotes de liderazgo y de ascendiente sobre su equipo de trabajo, así como gran capacidad de negociación. Debe ser ecuánime en el reconocimiento y en la reconvención; y por sobre todas las cosas, debe ser exigente consigo mismo”, subrayó.

“La mejora continua y la insatisfacción con el statu quo deben ser claves en su accionar, caminando diariamente el piso de planta en búsqueda de esas oportunidades de mejora. La seguridad y la calidad deben ser prioritarias en la planificación, el desarrollo y la ejecución de las operaciones. Tiene que sentir ansias de adaptarse al cambio tecnológico y liderar su implementación en la empresa”, agregó el ejecutivo de Industrias Guidi.

“Particularmente, en la industria argentina, el director industrial debe tener una enorme capacidad de adaptarse a los cambios, sean del entorno o del propio interno, anticipando proactivamente nuevas necesidades y posicionando con su accionar a la empresa de modo tal de disponer de los suficientes grados de libertad para responder positivamente a esos cambios”, completó Carlos Pan.

Por su parte, Marcelo Pérez, señaló que uno de los dos principales retos de gestión en la Dirección Industrial, hoy reside en poder imaginar lo inimaginable para anticiparse a los problemas, hacerse el tiempo para prepararse, y ser resilientes frente a una realidad que cambia a una velocidad sin precedentes.

“Últimamente, la realidad parece siempre estar un paso más adelante”, reflexionó el Vice Presidente Latam de McCain Foods.

“El segundo reto es encontrar la manera de formar realmente equipo con todos tus stakeholders (gremio, proveedores, clientes, gobierno, etc.) porque en muchos casos cuesta encontrar interlocutores que quieran trabajar en el bien común”, advirtió.

Industria 4.0: gestión de la innovación en la empresa

Al referirse al lugar que ocupan la tecnología y la industria 4.0 en la empresa, Ignacio Suárez cree que la tecnología dejó de ser un área de soporte o de soluciones para convertirse en una parte transversal de las compañías, impactando y modificando el núcleo permanentemente.

“Esta realidad se vio profundizada durante la pandemia: la necesidad de adecuarse impulsó la digitalización. Tanto los consumidores como nosotros desde nuestras marcas y operación tuvimos que adaptarnos a una ‘gimnasia’ de aprendizaje tecnológico”, expresó el Director Industrial de Cervecería y Maltería Quilmes y Fábricas Nacionales de Cervezas de Uruguay.

“Lo que sigue son desafíos en los que la tecnología tendrá un lugar central, entendiéndola y aprovechándola como el puente que nos llevará a ofrecer soluciones eficientes y a medida”, anticipó.

“Como compañía estamos transitando un camino de transformación digital donde los datos y la interacción son protagonistas. Nuestro foco está puesto en encontrar soluciones basadas en la tecnología que resuelvan necesidades de consumidores y clientes, nos ayuden a conectar y fortalecer a toda nuestra cadena de valor y lograr una operación y logística cada vez más sustentable”, expresó Suárez.

En tanto, Marcelo Pérez explicó que depende mucho del área, ya que no es lo mismo gestionar la supply chain, que manejar un proceso productivo, incluso cuando nos adentramos en los diferentes aspectos de la gestión.

“Personalmente siento que, si aspiras a ser bechmarck, en mayor o menor medida necesitamos avanzar en esta línea y eso es lo que tratamos de hacer”, sostuvo.

“Por otro lado, nuestro desafío en no caer en el facilismo de tapar un problema de gestión o falencia de liderazgo bajo el argumento que necesitamos tecnología para resolverlo. Tenemos que ser pragmáticos e implementar soluciones de este tipo en el momento correcto (resultados, contexto de mercado, cultura del área y/o compañía, etc.)”, enfatizó.

Los grandes líderes de la industria, como Marcelo PérezIgnacio Suárez y Carlos Pan, ocupan una posición que muchos de los profesionales que se desarrollan en la industria desean. Aunque realmente es una posición que puede ser desempeñada por pocos, ya que las presiones y tensiones son muy elevadas, al manejarse presupuestos abultados y requerir una mirada integral y estratégica de operaciones de gran envergadura. Eso si, ellos son los primeros que afirman que no podrían ejercer su rol sin el compromiso y apoyo de sus equipos.

 

 

Te puede interesar