“El desafío es no caer en el facilismo de tapar un problema de gestión o falencia de liderazgo bajo el argumento que necesitamos tecnología para resolverlo”

23 Mar, 22 | Artículos | 0 comments

“Mi preocupación siempre fue primero sentirme seguro en la posición que tenia o tomaba y, una vez ahí, prepararme en el gap que veía para la próxima”, señala Marcelo Pérez, Integrated Supply Chain Vice President Latam de McCain Foods, destacando que al comenzar su carrera definitivamente no imaginaba el recorrido profesional que viene teniendo, con experiencias gerenciales previas en Danone y Molinos Río de la Plata, y antecedentes en posiciones de jefatura en Celulosa Argentina y Daewoo Argentina.

“Hoy valoro realmente la diversidad de mis experiencias. El hecho de empezar como entrepreneur en el peor momento de Argentina con la hiperinflación e inclusive quebrar al tiempo, trabajar en pequeñas pymes, grandes nacionales y multinacionales. Incluso hablando de grandes empresas me sirvió mucho pasar por casi todas las áreas de una compañía e incluso haber vivido muchas de estas en diferentes culturas. Estoy convencido que vivir las experiencias en primera persona y me dio la posibilidad de aprender a otro nivel y sobre todo desarrollarme a nivel personal”, asegura el experto en operaciones industriales.

En la charla que mantuvimos desde el equipo de Comunicación de NUMAN, Marcelo nos comparte que el mejor coach/mentor que influyó positivamente en él como líder, fue su padre.

“Él fue comerciante toda su vida y me inculcó el valor del trabajo, lo importante de disfrutar del mismo (recordando que siempre está en nosotros la opción de cambiar si no estamos cómodos), y el valor del esfuerzo. El me ayudó a confiar en mí mismo. Él nunca me decía que hacer, me proponía hablar del tema y se dedicaba a preguntar. Incluso, cuando la respuesta no era clara, me ayudo a confiar en mi intuición”, relata.

A nivel laboral, asegura tener la suerte de poder mencionar a la mayoría de sus mentores. “Si tuviera que mencionar solo alguno, me remontaría a aquellos que me invitaron a soñar en un futuro sin precedentes y a ser disruptivo a la hora de construir los planes de acción”, sostiene.

Haciendo un análisis desde otro ángulo, enfocado en su impronta como líder, en relación a quienes pueden identificarlo a él miso como mentor, le preguntamos qué es lo que hace para inspirar con el ejemplo a su equipo.

“Intento poner la vara alta, predicar con el ejemplo y estar presente todo el tiempo. Me gusta mostrarme tal cual soy, con las virtudes que me llevaron a donde estoy y con todos los defectos que tengo para que me ayuden a mejorar. Me encanta la idea de poder contagiar el que se puede disfrutar tanto de haber alcanzado un resultado como del proceso durante el cual resolvemos un problema así que intento mantener el optimismo y la alegría en todo momento”, advierte.

Principales desafíos para la dirección industrial

Marcelo Pérez es un ingeniero con amplia experiencia en la gestión completa de operaciones industriales basadas en el desarrollo de sistemas de gestión, en la gestión y consolidación de equipos de trabajo, en la elaboración de diagnósticos de situaciones, y en el diseño de planes de acción y su ejecución.

Al ser consultado por los principales retos de gestión en la Dirección Industrial, hace especial hincapié en imaginar lo inimaginable para anticiparse a los problemas, tomarse el tiempo para prepararnos y ser resilientes frente a una realidad que cambia a una velocidad sin precedentes. “Últimamente, la realidad parece siempre estar un paso más adelante”, asegura.

Como segundo reto apunta a encontrar la manera de formar realmente equipo con todos tus stakeholders (gremio, proveedores, clientes, gobierno, etc.). “En muchos casos cuesta encontrar interlocutores que quieran trabajar en el bien común”, advierte.

Tecnología e Industria 4.0

En relación al lugar que ocupan la tecnología y la industria 4.0 en McCain Foods, Marcelo responde que depende mucho del área. “No es lo mismo gestionar la supply que manejar un proceso productivo, incluso cuando nos adentramos en los diferentes aspectos de la gestión”, precisa.

“Personalmente siento que si aspiras a ser bechmarck, en mayor o menor medida necesitamos avanzar en esta línea y eso es lo que tratamos de hacer. Por otro lado, nuestro desafío en no caer en el facilismo de tapar un problema de gestión o falencia de liderazgo bajo el argumento que necesitamos tecnología para resolverlo”, explica, recomendando ser pragmáticos e implementar soluciones de este tipo en el momento correcto (resultados, contexto de mercado, cultura del área y/o compañía, etc.).

Operación industrial en el marco de la crisis sanitaria

Tras dos años complejos de pandemia, le preguntamos a Marcelo Pérez cómo ve hoy a tu equipo, su operación y su productividad.

“En general, la pandemia nos obligó a cambiar rápidamente y ese cambio genero stress y cansancio en todos los niveles y áreas. También en mucha gente genero cierta frustración al ver que daban lo mejor pero que el contexto diluía o tapaba todo el trabajo que se había hecho. Al final, estoy convencido que como equipo estamos saliendo fortalecidos porque estas experiencias equivalen a vivir años de trabajo en forma intensiva y que vamos a poder valorarlo ni bien las condiciones comiencen a normalizarse”, respondió.

Al referirse al impacto de las expectativas actuales que tienen los colaboradores industriales en relación a la flexibilidad, la diversidad y el bienestar en los ecosistemas laborales, versus su necesidad de estar en la planta y/o centro de distribución, Marcelo comentó que el impacto es muy variado según la edad y la situación personal.

“Claramente evolucionamos de forma acelerada, forzados por el contexto. No tuvimos tiempo de vivir una transición que nos permitiera aprender del cambio. Nos encontramos con el resultado y estamos viviendo todo lo que nos deslumbró (más tiempo en casa, más tiempo con nuestra familia, no tener que viajar, etc.). Estoy convencido que en los próximos meses/años la sociedad deberá ir hacia un equilibrio en términos de expectativas con respecto a otro punto de equilibrio al momento de hablar sobre balance de vida”, opinó.

“La pandemia generó en muchos la creencia que podemos seguir trabajando desde casa con la misma productividad a muchos le es complicado aceptar que la presencia en determinados puestos de nuestra operación tiene un impacto directo en la eficiencia de nuestros equipos, el negocio y en sus carreras. Descubrir cómo seguir motivando a nuestros equipos en este contexto y encontrar equidad entre los diferentes sistemas de trabajo será algo que, sin lugar a dudas, ocupa y ocupará gran parte de nuestras agendas”, concluyó.

Te puede interesar